Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

 

 

Boletín de Prensa                                                                          Julio de 2003

 

 

Abanico de imágenes que son una invitación  a la seducción

 

 

A M O R E S  D E  T A N G O

 

 

v     Pasión y entrega, en un espectáculo dancístico musical presentado por Mona y Alfredo

 

 

v     En el Foro Cultural Coyoacanense, los domingos 10, 17, 24 y 31 de agosto a las 18:30 horas.

 

 

A los primeros acordes musicales, a la simple mención de un título, a la cita de un verso se despierta una pluralidad de imágenes que actúan como una puerta a la seducción; sensaciones éstas, que el espectador podrá experimentar en Amores de Tango.

 

Un despliegue de estampas musicales que hace un recorrido por la historia y el sabor del tango, ese “sentimiento que se baila”. Monna y Alfredo en Amores de Tango nos trasladan a los barrios y conventillos de Buenos Aires y Montevideo, donde nació este género.

 

El tango es música, danza, canto y poesía, pero también es deseo, pasión, nostalgia y melancolía. Es expresión de una tradición, es decir es una manera de entender y de vivir. Es la ansiedad por la hora que huye, el desfase con la realidad, la regresión. El tango es una danza que expresa la relación de una pareja y en la cual, enlazados, el hombre hace una propuesta a través de su baile, mientras que la mujer ofrece distintas respuestas a esta invitación. “El hombre propone y la mujer dispone”, como dicen los viejos “tangueros”. Todo ello envuelto en la sutil sensación de haber ganado algo o, en ocasiones, de haber perdido algo irreparable, este ritmo ofrece un tipo especial de placer que a veces es casi agonía.

 

Esta forma de vida representa, en efecto, para generaciones de latinoamericanos, un valor cultural radicado desde La Patagonia hasta El Bravo, y en particular en Argentina y Uruguay, los países del tango. En México el tango tiene desde temprana época un fuerte arraigo y ha venido adquiriendo un lugar cada vez más importante y  poco a poco van surgiendo espacios para escuchar y bailar tango, logrando con ello colocarse junto a géneros como el bolero y el danzón. Sin embargo a últimas fechas, la conquista de públicos de diversas culturas hace que este ritmo se cultive en muchas más ciudades del orbe.

 

Un “tanguero” no concibe escuchar un tango vociferado ni cantado en coro. El tango equivale a un momento de soliloquio. Es un complejo culto que puede remover los sentimientos y recuerdos de quien lo escuche a través del lamento acariciante del bandoneón.

 

Amores de Tango busca envolver al espectador en ese ambiente porteño de antaño que recreado a través del vestuario, la música y el baile. Durante poco más de una hora, los espectadores disfrutarán y conocerán “los tiempos viejos”, aquellos cuando los hombres competían bailando por el favor de las mujeres, mientras ellas lucían sus movimientos sensuales y acariciantes a través de la Milonga, el Tango Orillero o Canyengué. Para después transitar por las diversas expresiones del tango, como son el tango danza, tango de salón y el “de fantasía”. En donde la elegancia, la distinción y la fuerza interpretativa son atributos que las parejas ponen en juego sobre el escenario a través de coreografías vistosas y seductoras con enlaces y entrecruzamientos de piernas con los que los amoros expresan esa íntima comunicación.

 

El show se integra por seis bailarines: Monna Blanco y Alfredo Andrade, Renata Tagle y Mario Reyes, Natalia Fong y José Antonio Recoder; acompañados por el cantante Freddy Potenza, el pianista Paco Barrón y la participación estelar del bandoneonista Coco Potenza.

 

Amores de Tango es una obra dedicada al amor y al desamor, donde la música, el baile y el canto se encargan de expresar los encuentros y los desencuentros de la pareja.

 

Este espectáculo dancístico musical se presentará en el Foro Cultural Coyoacanense, ubicado en Allende 36, col. Del Carmen, Coyoacán, los días 10, 17, 24 y 31 de Agosto a las 18:30 horas y tendrá un costo de recuperación de 120 pesos.